Skip to content

Estás utilizando un navegador anticuado

Este sitio no es compatible con Internet Explorer y Microsoft ha dejado de publicar actualizaciones, por lo que puedes encontrar problemas al visitar este sitio y te recomendamos encarecidamente que actualices tu navegador para obtener una funcionalidad web moderna, una mejor experiencia de usuario y una mayor seguridad.

Actualizar mi navegador

Tribu amazónica gana batalla de décadas de duración por tala ilegal

5 min. de lectura

Planeta Sostenible

$3 millones y una disculpa oficial: Después de dos décadas, Ashaninka indígena de Brasil
obtienen una compensación sin precedentes por la tala ilegal en sus tierras.

La comunidad indígena amazónica gana una demanda de 24 años contra la tala ilegal

Los Ashaninka que viven en la Reserva Indígena Kampa do Rio Amônia, ganó un caso en un tribunal federal contra grupos madereros ilegales en una histórica disputa de dos décadas. El 1 de abril de 2020, el Fiscal General de la República firmó un acuerdo que garantizaba una compensación de casi $3 millones de dólares estadounidenses  y una disculpa oficial hacia la tribu por cortar miles de caoba, cedro y otras especies de árboles para suministrar los muebles europeos, una industria de hace más de 40 años. 



Se cree que los Ashaninka tradicionalmente seminómadas han vivido durante miles de años en la Selva Central peruana, donde las estribaciones andinas se aplanan en la selva amazónica. Hoy, los Ashaninka de Brasil son alrededor de 1,000, viven principalmente a lo largo de los ríos Amônia, Breu y Envira, mientras que la mayoría aún vive en Perú. La población total de Ashaninka se estima en aproximadamente 70,000.
Ashaninka viajando por barco para visitar a sus vecinos en Acre state, Brazil. Se cree que los Ashaninka tradicionalmente seminómadas han vivido durante miles de años en la Selva Central peruana, donde las estribaciones andinas se aplanan en la selva amazónica. Hoy, los Ashaninka de Brasil son alrededor de 1,000, viven principalmente a lo largo de los ríos Amônia, Breu y Envira, mientras que la mayoría aún vive en Perú. La población total de Ashaninka se estima en aproximadamente 70,000. Source: MikeGoldwater/Survivalinternational.org

La justicia se sirve en disputa de tala de veinticuatro años

El 1 de abril de 2020, el Fiscal General de la República (de Brasil), Augusto Aras, firmó un acuerdo sin precedentes que garantizaba la reparación causados por los delitos cometidos hace casi 40 años. El acuerdo otorga a esta comunidad indígena el derecho de una indemnización de R$ 14 millones (casi US$ 3 millones) junto a una disculpa oficial de los delincuentes 

El delito: la tala de miles de caoba, cedro y otras especies de árboles para abastecer a la industria europea del mueble de 1981 a 1987. La devastación golpeó a una cuarta parte del área que actualmente consta de la reserva indígena. 

Francisco Piyãko, el líder Ashaninka, era un adolescente en el momento de la invasion. "Lo que nos importa a nosotros es lo que este acuerdo representa para los Ashaninka y cómo puede tener repercusiones al afirmar los derechos y valores de la gente indígena en un sentido más amplio," Piyãko le dijo a Mongabay. 

El acuerdo marca un final de una disputa legal que empezó en 1996, cuando el Ministerio Público Federal interpuso una Acción Civil Pública contra las empresas madereras propiedad de la poderosa familia Cameli. La misma familia de el gobernador actual de Acre, Gladson Cameli y si tío Orleir Cameli, quien fue gobernador de 1994 hasta 1998. 

En un punto muerto, se impuso un acuerdo extrajudicial, pero tomó un año de negociaciones hasta que ambas partes aceptaron los términos del acuerdo. "Fue un gran desafío para todos, porque la negociación implico grandes sumas y cuestiones constitucionales. Se requirió mucho estudio, socios y varias autoridades públicas para analizar cada detalle," observa Antônio Rodrigo, abogado de Ashaninka. 

"Esta es la primera vez en la historia de la ley de Brazil que algo así pasa. Estoy muy orgulloso. Fue difícil, pero increíble," el dijo. 

Fuente: Mongabay

Cuanto más invadan las tierras Ashaninka los madereros, más aumenta el peligro de que sus hijos ya no aprendan las habilidades que se han transmitido de generación en generación, y su conocimiento ancestral eventualmente desaparecerá.
Un joven ashaninka en el estado de Acre practica sus habilidades de tiro con arco usando flechas con puntas romas Cuanto más invadan las tierras Ashaninka los madereros, más aumenta el peligro de que sus hijos ya no aprendan las habilidades que se han transmitido de generación en generación, y su conocimiento ancestral eventualmente desaparecerá. Source: MikeGoldwater/Survivalinternational.org

La decisión del «derecho a la vida» se aplicará a todos los casos a partir de este momento

Según una notificación publicada en el sitio web del Ministro Público Federal, calificó el resultado de la negociación como algo "histórico," Augusto Aras celebró la aplicación de la constitución, "apreciando que los pueblos indígenas tengan el derecho garantizado a una vida digna, a elegir su propio destino y tomar parte en las decisiones políticas."

“Con este acuerdo, hay un sentimiento de que estamos formando un momento de paz, harmonía y la compresión de que las heridas existen para ser curadas no perpetuadas." concluye Aras. 

Uno de los acusados del caso, Abrahão Cândido da Silva, fue excluido del acuerdo y aún enfrenta cargos por deforestación e invasión de tierras indígenas. El caso esta en el expediente de la Corte Suprema Federal para abril. En este caso, los ministros de la Corte Suprema decidirán no solo si condenan al acusado restante, sino también si existe un estatuto de limitaciones por reclamar una indemnización por un delito ambiental.

El Ministro Público Federal sostiene que este daño ambiental es inviable, lo que significa que no puede ser revocado, ya que se encuentra bajo el "derecho a la vida," y que determina un estatuto de limitaciones que negaría a las generaciones futuras el derecho a luchar por un medio ambiente saludable. Esa tesis fue aceptada por la Corte Superior de justicia. 

Fuente: Mongabay

Los niños Ashaninka reciben un nombre provisional cuando comienzan a caminar, y un nombre oficial a la edad de siete años. Durante la adolescencia, las niñas Ashaninka aprenden a hacer la túnica tradicional, llamada kushma, hilando, teñiendo y tejiendo algodón salvaje en telar.
Una joven madre Ashaninka, vestida con una túnica kushma tradicional, juega con su pequeña hija. Los niños Ashaninka reciben un nombre provisional cuando comienzan a caminar, y un nombre oficial a la edad de siete años. Durante la adolescencia, las niñas Ashaninka aprenden a hacer la túnica tradicional, llamada kushma, hilando, teñiendo y tejiendo algodón salvaje en telar. Source: MikeGoldwater/survivalinternational.org

Si no hubiera habido reconocimiento de culpabilidad, no habrían aceptado el trato

Los  R$14 millones se pagarán a los indígenas en cuotas durante un periodo de cinco años. Los beneficiarios finales de la compensación de decidirán anualmente en una asamblea de Ashaninka, pero se requiere que se aplique a proyectos "en defensa de la comunidad misma, la Amazonía, los pueblos indígenas y los pueblos del bosque."

"Nuestros recursos de destinarán a mantener y recuperar nuestros valores. Hacemos un llamado para que esta región sea cada vez más respetada y valorada, para que sus productos se comercialicen con valor agregado, lo que a su vez servirá para garantizar la sostenibilidad. Esto es lo que vamos a hacer: no vamos a parar," promete Francisco Piyãko. 

Además de los daños pagados a los Ashaninka, las empresas madereras también deberán pagar R$6 millones (US$1.2 millones) al Fondo de Defensa de los Derechos Humanos. 

Aún así, para los Ashaninka, el punto culminante del acuerdo es la disculpa oficial. 

"Si no hubiera habido reconocimiento de culpabilidad, los pueblos indígenas no habrían aceptado el trato," dice Rodrigo. 

Fuente: Mongabay 

El Procurador General de Brasil, Augusto Aras, firma un acuerdo de solución entre la comunidad indígena Ashaninka y las empresas madereras. Source: AntonioAugusto/ SECOM /PGR/e360.yale.edu
tener impacto

Únete al movimiento Survival International

Únase al movimiento global por los pueblos tribales.