¡Gracias al amor de sus padres esta niña no tuvo que esperar para jugar con sus amigos!

Le dijeron que tenía que esperar para montarse en una silla de ruedas, pero sus padres no aceptaron esa noticia.

Eva puede disfrutar del mundo como una niña más

Debido a su enfermedad, los médicos comunicaron a los padres de Eva que tenían que esperar un año para que ella pudiera montar en silla de ruedas. Ellos se negaron y se pusieron manos a la obra. Gracias al amor por su hija y a su creatividad, Eva ya está investigando El Mundo. ¡Como cualquier otro niño!

Source: None