Skip to content

Estás utilizando un navegador anticuado

Este sitio no es compatible con Internet Explorer y Microsoft ha dejado de publicar actualizaciones, por lo que puedes encontrar problemas al visitar este sitio y te recomendamos encarecidamente que actualices tu navegador para obtener una funcionalidad web moderna, una mejor experiencia de usuario y una mayor seguridad.

Actualizar mi navegador

Las suplicas de los escolares ayudan a perros que se encontraban en refugios a encontrar un hogar

4 min. de lectura

Las suplicas de los escolares ayudan a perros que se encontraban en refugios a encontrar un hogar
Source: WashingtonPost

Muchos de los animales de un refugio de Richmond, Virginia, que tenían dificultades para encontrar un hogar definitivo debido a su edad, personalidad, salud o falta de adiestramiento, han sido adoptados gracias a los desgarradores llamamientos escritos a mano por niños de 8 años de la zona que se colgaron en sus jaulas.

Ayudan a los perros que tienen más dificultades para encontrar un hogar

Sydney Page, del Washington Post, visitó el mes pasado el refugio de Richmond Animal Care and Control y vio dibujos y cartas escritos por niños de 8 años pegados a varias perreras de perros que se consideraban menos deseables para adoptar. Los perros con imperfecciones y problemas de salud tienen más dificultades para encontrar un hogar definitivo. Las notas estaban escritas desde la perspectiva de los animales, dirigidas a sus posibles adoptantes. Cada perro tenía una pequeña historia colgada en su puerta.

Actualmente hay unos 170 animales en el refugio y, por término medio, la mayoría de las mascotas son adoptadas en tres semanas. La mayoría de los animales permanecen en el refugio hasta que encuentran un hogar definitivo, aunque el refugio aplica la eutanasia a los animales gravemente enfermos que el personal considera que no pueden ser rehabilitados o adoptados.

Las cartas forman parte de un proyecto de clase para ayudar a que los animales difíciles de colocar sean adoptados, coordinado por Kensey Jones, profesora de segundo grado de la Escuela Episcopal de San Miguel de Richmond. Continúa a continuación…

Fuente: WashingtonPost 

(La escuela episcopal de San Miguel y el refugio de Richmond Animal Care and Control)
Este perro llamado Soy todo oídos posa con sus cartas. Fue exitosamente adoptado. (La escuela episcopal de San Miguel y el refugio de Richmond Animal Care and Control) Source: WashingtonPost
Como parte de un proyecto de clase, los estudiantes escribieron cartas muy convincentes para ayudar a los animales del Centro de Animales de Cuidados y Control Richmond.
Los estudiantes de segundo grado en la escuela Episcopal de San Miguel en Richmond juegan con un perro del refugio llamado Snow. Como parte de un proyecto de clase, los estudiantes escribieron cartas muy convincentes para ayudar a los animales del Centro de Animales de Cuidados y Control Richmond. Source: WashingtonPost

21 de 24 animales de los que se han escrito han sido adoptados desde comienzos de Febrero

Kensey Jones ha sido voluntaria en el refugio durante los últimos cuatro años y tiene tres perros rescatados.

"Se me ocurrió la idea de relacionar la escritura persuasiva con estas mascotas adoptables que necesitan un hogar para siempre", dijo a WashingtonPost, explicando que pensó que sería "una forma de hacer que su escritura fuera real para [los estudiantes], y que realmente tuviera un impacto en el mundo y en nuestra comunidad de Richmond, específicamente".

Le propuso el concepto a Christie Peters, la directora del refugio, cuyo hijo está en la clase de segundo grado de Jones.

"¡Sí, hagámoslo!" recuerda haberle dicho Peters a Jones, añadiendo que la idea le parecía "maravillosa".

Jones visitó el sitio web del refugio y seleccionó 24 animales -23 perros y un gato- que tenían dificultades para encontrar un hogar definitivo por su edad, personalidad, salud o falta de entrenamiento. Muchos de los animales que eligió llevaban varios meses en el refugio, y Jones creyó que el trabajo de sus alumnos podría ayudarles a ser adoptados.

En clase, los alumnos leyeron la breve descripción de cada animal proporcionada por el refugio, y Jones imprimió fotos de cada uno. Cuando los alumnos se enteraron de su nueva tarea, hubo "vítores audibles en el aula", dijo Jones. "A medida que el proyecto se desarrollaba, seguían entusiasmándose cada vez más con él".

Antes de que comenzaran el proceso de investigación y redacción a finales de enero, Peters llevó a un perro de rescate a visitar a los estudiantes en la escuela.

"Hablamos del trabajo que hacemos en el refugio, y de cómo sus historias ayudarían a salvar la vida de los animales", dijo Peters.

Los estudiantes, dijo Jones, reaccionaron con "pura alegría y emoción". Se tomaron el proyecto muy en serio y escribieron cartas cuidadosamente elaboradas en las que utilizaban las palabras descriptivas que habían aprendido en clase para persuadir a los posibles adoptantes.

"Quedamos muy impresionados por lo que idearon", dijo Jones. Una de las cartas que destacó fue la de un perro llamado Sunday Special.

"Me encantaría que me adoptaran. Si me adoptan, espero alegrar sus domingos como el sol", escribió el estudiante. "¡Serás mi Sunday Special, y espero ser el tuyo!".

"Me ha tocado la fibra sensible", dijo Jones.

Para su alegría, otros tuvieron la misma reacción, y el proyecto de la clase cumplió su propósito: 21 de los 24 animales sobre los que se escribió han sido adoptados desde principios de febrero, incluido Sunday Special.

Fuente: WashingtonPost

La carta que escribió un estudiante de segundo grado sobre un perro rescatado llamado Especial de Domingo. Source: https://www.washingtonpost.com/lifestyle/2022/03/28/richmond-shelter-dog-adopt-students/
Christie Peters, directora de Richmond Animal Care and Control, cuelga las cartas escritas por estudiantes de segundo graod en muchas de las perreras en el refugio. Source: WashingtonPost

El proyecto jugó un papel muy importante en que los animales encontraran hogares

Peters dijo que está convencida de que el proyecto desempeñó un papel importante para que los animales encontraran un hogar definitivo. "Sin duda, ha dado a conocer a las mascotas más necesitadas de nuestro refugio y las ha mostrado bajo una luz realmente diferente y hermosa", dijo Peters, añadiendo que los animales jóvenes suelen ser adoptados rápidamente del refugio, mientras que las mascotas mayores con problemas de salud a menudo se pasan por alto. Los perros mayores acaban siendo adoptados, dijo, aunque el proceso suele llevar más tiempo.

Ahí es donde entran las cartas.

"Se trata de un estímulo para que la comunidad adopte una mascota que lleva más tiempo a nuestro cuidado que otras", dijo.

Los estudiantes -que pudieron ver sus cartas colgadas en el refugio en fotos y vídeos- dijeron que se alegran mucho cada vez que se adopta un animal. Y también orgullosos.

"Todos los perros se merecen un hogar cariñoso", dijo Danielle Petroski, alumna de segundo grado de St. "Estoy muy contenta de poder ayudar a los animales abandonados a encontrar grandes familias para siempre".

Jones hace un anuncio en la clase cada vez que se finaliza una adopción, y los alumnos chillan de alegría.

"Creo que no se creen que lo hayan hecho", dice Jones.

Fuente: WashingtonPost

Marie dice que a menudo piensa en el niño de segundo grado que escribió las cartas para Bonnie.
Cody y Marie Lucas después de adoptar un American Staffordshire de 5 años en el Richmond Animal Care and Control. Marie dice que a menudo piensa en el niño de segundo grado que escribió las cartas para Bonnie. «Se me pone la piel de gallina al pensar en el niño que escribió eso, al pensar que lo hizo, que le consiguió un hogar a ese perro», dijo Marie al WashingtonPost. (Cuidado y control de animales de Richmond) Source: WashingtonPost
tener impacto

Dona y forma parte de esta misión salva vidas

Richmond Animal Care & Control Foundation (RACCF) es una organización sin fines de lucro 501(c)(3) creada para mejorar la calidad de vida de las mascotas bajo el cuidado de Richmond Animal Care & Control. Su generosa contribución marca directamente la diferencia en la vida de las mascotas sin hogar que necesitan atención médica en la ciudad de Richmond. Su donación es deducible de impuestos y recibirá un recibo por su contribución. El código de la Campaña Combinada de Virginia (CVC) para la RACCF es 200202.