Source: Fundación AQUAE
  • 2mins -
  • 14 views

LA INVESTIGACIÓN ESPAÑOLA A PUNTO DE OPTIMIZAR EL PRIMER MÉTODO QUE DETECTA MICROPLÁSTICOS DEL AGUA

El proyecto se centra en la inexistencia de procedimientos estandarizados para la localización, cuantificación y análisis de microplásticos. Según las primeras pruebas realizadas en laboratorio, la nueva metodología se confirma como sencilla, rápida y económica, frente a las técnicas actuales.

Un nuevo modelo de metodologías de uso

En agosto de 2019, la OMS puso el foco en los microplásticos y pidió que se realizase una evaluación exhaustiva de la presencia de microplásticos en el medio ambiente y de sus efectos en la salud de las personas. Dos años más tarde, la investigación de Debora Sorolla, del Doctorado Industrial AQUAE, en colaboración Universidad de Alicante-Labaqua, en Microplásticos, junto con la dirección del doctor Julio Llorca de Labaqua, se encamina en la recta final de esta problemática que lleva ya unos años en el centro de foco mediático.

Tras un año de investigación, cuenta ya con un nuevo modelo que compara y mejora las distintas variables de metodologías de uso. También con criterios unificados y unidades de medición que, llevado a la práctica, ha registrado altísimos índices de fiabilidad.

cuenta ya con un nuevo modelo que compara y mejora las distintas variables de metodologías de uso.
Tras un año de investigación, cuenta ya con un nuevo modelo que compara y mejora las distintas variables de metodologías de uso. Source: Fundación AQUAE

Los objetivos de la investigación son los siguientes:

  1. Desarrollar una metodología analítica para la identificación y cuantificación de micro plásticos, ya que en la actualidad no existe ningún método estandarizado para ello que sea además fiable, eficaz y económico. 

  2. Evaluar las estaciones de tratamiento de agua y de depuración de agua para comprobar su eficacia a la hora de eliminar los micro plásticos.

  3. Evaluar el impacto de los micro plásticos en el medio ambiente y la salud. 

para que este ambicioso proyecto llegue a su fin y, con ello, que conozcamos sus resultados.
Solo queda un año y medio para que este ambicioso proyecto llegue a su fin y, con ello, que conozcamos sus resultados. Source: Fundación AQUAE

«Con la pandemia la utilización de artículos de un solo uso se ha incrementado mucho”

Yo creo que sigue estando bastante presente, aunque en el último año hay un tema candente mucho más recurrente”, comenta Sorolla respecto a la situación derivada por la Covid-19. “Además, con la pandemia la utilización de artículos de un solo uso se ha incrementado mucho”, y anima a que, aunque la preocupación actual sea otra, la sociedad no se olvide de que el problema medioambiental continúa estando ahí y no se puede dejar a un lado. 

El problema que esgrime la investigadora es que el plástico “es un material industrialmente muy beneficioso, pero caro ambientalmente”. Si se cuantifica en datos, hacia el 2015 se calculaba que se arrojaban al mar y a los océanos unos 8 millones de toneladas de plástico, un número altísimo cuya cantidad va en aumento con el paso de los tiempos. Y, en la actualidad, y con las mascarillas mucho más. 

Solo queda un año y medio para que este ambicioso proyecto llegue a su fin y, con ello, que conozcamos sus resultados. Estos permitirán conocer de qué manera afecta a la salud humana y animal, además del medio ambiente, sobre los que, como alertó la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay escasas evidencias científicas.

LA PRIMERA CIUDAD SIN PLÁSTICO

Con el COVID-19, el uso de plásticos y productos de un solo uso han aumentado. Pero Penzance es un ejemplo para las poblaciones cercanas que ya están siguiendo sus acciones.

Support Now