Source: Edition-CNN

Conoce a Luke Mickelson: Haciendo un lugar para que los niños duerman seguros

Luke Mickelson dejó su trabajo bien pagado de 18 años para construir camas para los niños que duermen en el suelo.

Ayudando a los niños necesitados a dormir mejor

En 2012, Luke Mickelson se sorprendió al enterarse de que había niños necesitados en su pueblo de Twin Falls, Idaho, que se vieron obligados a dormir en el sueño porque no tenían camas. Usando las pautas de seguridad y la litera de su hija como plantilla, Mickelson comenzó a usar su propio dinero para comprar madera y suministros para construir camas para estos niños. Reclutó a amigos y familiares para que le ayudaran. A medida que se corrió la voz, aumentó el interés y la participación. Mickelson es el fundador de "Sleep in Heavenly Peace", una organización sin ánimo de lucro que ha construido y entregado más de 1.500 camas para nios en todo Estados Unidos. La organización benéfica ha crecido hasta incluir cursos de capacitación, manuales de construcción y más de 65 capítulos locales en todo el país: "Estos niños… no se metieron en esta situación por sus decisiones- La necesidad que tengo es ver la alegría en las caras de los niños,  sabiendo que puedo marcar la diferencia", dice Mickelson.

La Organización Construyendo Dulces Sueños para las Familias NecesitadasSource: YouTube/NBC-News

Cómo un simple proyecto para ayudar a una familia necesitada impulsó a Luke Mickelson a la acción

En 2012, Luke Mickelson y su familia se prestaron a construir y donar una litera después de saber que había niños en su localidad que dormían en el suelo. "Esta niña tenía un lecho hecho de ropa, parecía un nido de pájaro. Y eso es sobre lo que dormía, eso es lo que era su cama," dijo Mickelson a CNN. "Cuando le entregamos la cama, ella la abrazó y no podía separarse de ella."

Sorprendido al descubrir cuán extendida estaba esta necesidad en su comunidad, Mickelson fundó Sleep in Heavenly Peace, una organización sin ánimo de lucro que construye y dona camas a niños necesitados. "Me abrió los ojos," recordó. "Me senté en silencio pensando: ¿Es eso lo que realmente está pasando a nuestro alrededor?

Nacido y criado en Idaho, Mickelson, ahora de 41 años, fue miembro del equipo de fútbol en la escuela secundaria que acabó siendo un hombre de familia. Asiste a la iglesia y además tiene una próspera carrera, entrenó a los equipos deportivos de sus hijos y es pescador habitual de los ríos cercanos. Pero cuando conoció a niños que dormían en el suelo, su idílico concepto de la vida cambió radicalmente.

"No tenía ni idea de cuál era la necesidad" dijo Mickelson, "Hay niños en la casa de al lado cuyos padres están luchando por poner comida en la mesa, ropa en el cuerpo y un techo sobre sus cabezas. Una cama es solo un lujo."

Usando las pautas de seguridad y la litera de su hija como plantilla, Mickelson comenzó a comprar madera y suministros para construir camas con su propio dinero. Reclutó a amigos y familiares para que le ayudaran durante las vacaciones.

A medida que se corrió la voz, aumentó el interés y la participación de su comunidad y de otras comunidades, junto con la producción de literas de Mickelson.

"En ese primer proyecto, construimos 11 literas en mi garaje," dijo. "Al año siguiente, hicimos 15. Luego se duplicó cada año. En 2017, construimos 612 literas."

Mickelson estableció una organización benéfica formal, con cursos de capacitación, manuales de construcción y sedes en las que las comunidades aledañas pudieran unirse al movimiento.

Con el lema "Ningún niño duerme en el suelo en nuestra ciudad," la organización sin ánimo de lucro y sus más de 65 sedes han construido y entregado más de 1.500 camas gratuitas a niños de todo Estados Unidos.

Pero junto con el rápido crecimiento, Mickelson se enfrentó a una decisión difícil: hacer avanzar su carrera profesional o su organización sin ánimo de lucro. Eligió esto último y pasó de ganar "mucho dinero, a cero dinero." Nunca ha vuelto la mirada atrás.

"Me di cuenta de que la necesidad que tengo no es financiera," dijo. "La necesidad que tengo es ver la alegría en las caras de los niños, sabiendo que puedo marcar la diferencia."

"Sabía que no iba a haber ni un niño que iba a dormir en el suelo de mi ciudad si yo podía hacer algo al respecto."

Fuente: CNN

Sleep in Heavenly Peace: Ayudando a los niños necesitados a dormir mejorSource: YouTube/TheMomsView

Sobre Sleep in Heavenly Peace

Luke Mickelson cree que todos los niños merecen un lugar seguro y cómodo para dormir. En Idaho y a través de los Estados Unidos, demasiados niños y niñas duermen sin camas o incluso sin almohadones. Estos niños terminan durmiendo en sofás, mantas e incluso en el suelo, y esto afecta a su felicidad y salud.

Ahí es donde Sleep in Heavenly Peace entra en juego. Es un grupo de voluntarios que se dedican a construir, ensamblar y entregar literas de primera categoría a niños y familias necesitadas. La organización ha crecido con el tiempo, y están trabajando para abrir más sedes en diferentes estados para servir a más gente.

Sleep in Heavenly peace tuvo sus inicios como muchas otras organizaciones benéficas, en un garaje. Era navidad, un tiempo de alegría y felicidad, un tiempo de dar y amar, pero también un tiempo de amargura, frío y tormentas de nieve. El proyecto, que tuvo su inició con la construcción de una cama para una sola familia, se convirtió en algo mucho mayor. Con la madera que sobró de la primera litera, se creó otra idea. "¿Quién más podría beneficiarse de esta litera?"

Un simple post en Facebook provocó una serie de respuestas inesperadas. Lo que se pensó que sería un aluvión de peticiones de familias necesitadas, se convirtió en una letanía de gente cercana deseosa de ayudar y ser voluntaria. La generosidad de estos voluntarios fue tan sorprendente que ya no se trataba de buscar a alguien que necesitase una cama, sino de saber cuántas camas podían proporcionar. A partir de ahí, la idea se hizo realidad. Podemos marcar la diferencia.

Sleep in Heavenly Peace es ahora una organización sin ánimo de lucro 501(c)3. Su identificación federal es 46-4346568 

Fuente: SHPBeds.org

Sleep in Heavenly Peace: Ayudando a los niños necesitados a dormir mejor

Todos los niños merecen un lugar seguro y cómodo para acostarse. En Idaho y a través de los Estados Unidos, demasiados niños y niñas se quedan sin una cama - o incluso sin una almohada - para dormir. Estos niños terminan durmiendo en sofás, mantas e incluso en el suelo. Esto puede afecta a su felicidad y su salud. <br /> Donar, ofrecerse como voluntario, solicitar una cama. Haz clic para más detalles.

Support Now