Skip to content

Estás utilizando un navegador anticuado

Este sitio no es compatible con Internet Explorer y Microsoft ha dejado de publicar actualizaciones, por lo que puedes encontrar problemas al visitar este sitio y te recomendamos encarecidamente que actualices tu navegador para obtener una funcionalidad web moderna, una mejor experiencia de usuario y una mayor seguridad.

Actualizar mi navegador

Mully: la familia más grande del mundo está en Kenya

2 min. de lectura

Gente Inspiradora
Source: Mully

En un país como Kenia cuya mortalidad infantil es de 36 por cada 1.000 habitantes, organizaciones sin ánimo de lucro como la de Charles Mully, ayudan a huérfanos a salir de las calles y forjarse un mejor futuro. Él mismo fue abandonado por su familia cuando tenía tan solo 6 años y ahora se dedica a aportar un techo a otros niños que como él se han visto obligados a mendigar y vivir de la caridad de extraños.

Su historia

En su caso, el alcoholismo de su padre provocó la extrema pobreza de su familia. Tras casi 10 años de su abandono, Mully confesó que tuvo pensamientos suicidas ya que la rabia hacia su familia continuaba con él. Por suerte y después de un grave periodo de tristeza encontró en la religión y Dios un apoyo que le animaría a continuar. No fue hasta mucho tiempo después de un incidente con unos jóvenes, supo qué sentido quería darle a su vida. Ellos le robaron el coche después de que Mully se negase a darles dinero y le hizo reflexionar sobre los niños de la calle a los que nadie ayuda. 

Source: @TheWorldsLargestFamily

Los objetivos de Mully

De acuerdo con la organización, uno de los primeros pasos es el de proveer a los menores de un espacio seguro con comida para pasar el día a día y una educación que les permita formarse. El segundo depende de la voluntad, determinación y  compromiso de cada uno de los chicos y chicas decida invertir por su parte. Por último, el amor es algo esencial para sentir que el proyecto de Mully como un auténtico hogar y que realmente es la familia más grande del mundo. 

Source: @TheWorldsLargestFamily

Un refugio para los niños

Una historia bastante diferente a la que vivió el precursor de la iniciativa que tras mucho trabajo consiguió salir de la situación en la que se encontraba. Tras encontrar una buena situación laboral consiguió incluso ahorrar y llegar a ser director de empresas tan diferentes como una compañía de autobuses y una compañía de gas y petróleo. 

Pasado algún tiempo, su mujer y sus ocho hijos se sorprendieron con la decisión del padre de familia de apoyar los orfanatos de Nairobi. Renunció a sus negocios y convirtió su propia residencia en un refugio para decenas de sintecho keniatas. Por su orfanato han pasado ya miles de niños que además han cuidado la granja dedicándose a la agricultura respetuosa con el medio ambiente. 

Source: @TheWorldsLargestFamily
tener impacto

¿Quieres ayudar a la causa?

En su página puedes mantenerte al día sobre los diferentes proyectos que tiene la ONG.