Source: NOAA
  • 6mins -
  • 756 views

DESCUBIERTA UNA NUEVA ESPECIE DE BALLENA EN MÉXICO

Investigadores han determinado que un grupo de ballenas en peligro crítico de extinción ubicadas en el Golfo de México es, en realidad, una nueva especie.

DESCUBIERTA UNA NUEVA ESPECIE DE BALLENA EN EL GOLFO DE MÉXICO

Investigadores del National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) han determinado recientemente que un grupo en peligro de extinción crítico en el Golfo de México es en realidad una nueva especie de ballena barbada. Este pequeño grupo de ballenas habían sido previamente clasificadas como una subespecie de Bryde (pronunciada como “broodus”), pero en una nota publicada el pasado mes en Marine Mammal Science analizaban su ADN y su forma osea que revelaba una historia diferente. El descubrimiento resalta la importancia de conservar esta población gravemente amenazada, ya que se mantienen menos de 100 ejemplares. 

El nombre de ballena Rice es en honor al biólogo americano Dale Rice, con una distinguida carrera de 60 años en la ciencia de mamíferos marinos. Fue el primer investigador en reconocer que las ballenas Bryde (ahora ballenas Rice) estaban presentes en el Golfo de México.
Este tipo de ballena, conocida como ballena Bryde, nada en el Golfo de México. El nombre de ballena Rice es en honor al biólogo americano Dale Rice, con una distinguida carrera de 60 años en la ciencia de mamíferos marinos. Fue el primer investigador en reconocer que las ballenas Bryde (ahora ballenas Rice) estaban presentes en el Golfo de México. Source: NOAA

DATOS MORFOLÓGICOS Y GENÉTICOS RESPALDAN QUE ESTAS BALLENAS PRESENTAN UNA NUEVA ESPECIE

Un artículo publicado recientemente en Marine Mammal Science indica que la ballena antes conocida como Bryde (pronunciado como “broodus”) es en realidad una nueva especie viviendo en el Golfo de México.

El autor jefe del artículo, la científica de NOAA Fisheries la Dra. Patricia Rosel, provista de un primer examen morfológico de una calavera completa de estas ballenas. Identificó las características que la distinguen de otros familiares cercanos de ballenas. Los datos genéticos han aportado una segunda línea de evidencia apoyando la particularidad de estas ballenas en el Golfo de México. Juntos, los datos morfológicos y genéticos apoyan que estas ballenas representen una nueva especie. 

La doctora Rosel comenzó su viaje con las ahora ballenas Rice ya en el 2008. Ella y su compañera, científica NOAA y co-autora Lynsey Wilcox, examinó el primer dato genético obtenido de muestras recolectadas en NOAA Fisheries con encuestas en diferentes buques en el Golfo de México. Vieron que en realidad eran algo diferentes de otras ballenas. Sin embargo, Rosel y su compañero científico de NOAA y co-autor, el doctor Keith Mullin, comenzaron a investigar este asunto incluso antes. Mullin y sus compañeros habían estado estudiando ballenas desde 1990 y creyeron que eran raras y que necesitaban protección. Estas observaciones invitaron a los científicos de NOAA a recolectar muestras que necesitaban un estudio sobre cómo de cerca estaban relacionadas todas las ballenas de los océanos del mundo. 

El proceso de describir la nueva especie requiere de investigación, tiempo, colaboraciones, y revisiones de más compañeros científicos. Por ejemplo, múltiples equipos de NOAA y científicos en colaboración han trabajado durante años para recolectar observaciones y muestras biológicas para análisis genéticos. Estas contribuciones, junto con las colaboraciones descritas más abajo, proporcionaron a la especie una manera de desenredar un complejo rompecabezas de las especies. Una vez el científico está disponible para recolectar suficientes evidencias para describir la nueva especie, recibe el nombre en latín y un “nombre común”. El nombre en latín para la ballena Rice es Balaenoptera ricei.

El nombre ballena Rice es en honor al renombrado biólogo Dale Rice que tuvo una distinguida trayectoria de 60 años en la ciencia marina mamífera. Fue el primer investigador en reconocer que las ballenas Bryde (ahora las ballenas Rice) estaban presentes en el Golfo de México.

Fuente: fisheries.noaa.gov

La ballena rara fue recientemente determinada como una especie distinguida de la similar ballena Bryde.
Foto aérea de la ballena Rice en el golfo de México. La ballena rara fue recientemente determinada como una especie distinguida de la similar ballena Bryde. Source: NOAA

LA CALAVERA DE LA BALLENA REVELA MUCHO MÁS

La diferencia más remarcable morfológicamente de la nueva especie comparada a sus familiares más cercanos se encuentra en la calavera del animal. Rosel pudo examinar la calavera de la ballena Rice en 2020 después de que una quedase varada en el Parque Nacional Everglades de Florida en enero de 2019. Las pérdidas de ejemplares en una especie rara es dañino para su estabilidad a largo plazo. 

Sin embargo, cuando los animales varados son rescatados por las unidades de respuesta de varamientos de mamíferos marinos, proporciona a los científicos una oportunidad de estudiar a conciencia al animal desde la cabeza hasta los pies, de dentro hacia fuera. Numerosos miembros de la red de respuesta del sudeste fueron importantes a la hora de recolectar datos de las necropsias y del esqueleto de las ballenas varadas para una examinación más morfológica. 

Se tomaron mediciones del cuerpo externo para compararlo a medidas de otros ejemplares varados, incluyendo los descubiertos por la Universidad del Norte de Carolina en Wilmington de una ballena previamente varada en el Norte de Carolina. La red de varamientos está compuesto por una cooperación de científicos investigadores e instituciones, red de voluntarios autorizados por NOAA Fisheries para responder a los varamientos. 

Después del estudio y autopsia de NOAA Fisheries, los biólogos y miembros de Southeast Marine Mammal Stranding Network enterraron los restos de la ballena. Unos meses más tarde, un equipo de Smithsonian’s National Museum of Natural History los desenterraron. Lo tomaron para limpiarlo en el Bonehenge Whale Center de Carolina del Norte y transportaron el esqueleto de la ballena a su deporsito fuera de Washington D.C.

El año pasado, el Dr. Rosel trabajó con el Dr. Tadasu Yamada, un co-autor en el estudio y ciencia del Museo Nacional de la Naturaleza y la Ciencia en Japón. Pudieron tomar una mirada más cercana de este espécimen de ballena en la Smithsonian e identificar las diferencias que les distinguían de otras especies de ballenas. Las diferencias morfológicas, combinadas con los datos genéticos recopilados por Rosel y Wilcox, fueron suficientes para distinguirlos como una nueva especie de ballena.

Fuente: fisheries.noaa.gov

La Dra. Rosel pudo examinar la calavera de la ballena Rice en 2020 después de que una quedase varada en el Parque Nacional de Florida Everglades en enero de 2019.
La doctora de NOAA Patricia Rosel fotografía este espécimen de ballena Rice. La Dra. Rosel pudo examinar la calavera de la ballena Rice en 2020 después de que una quedase varada en el Parque Nacional de Florida Everglades en enero de 2019. Source: NOAA

DESCUBIERTAS RECIENTEMENTE YA ESTÁN CRÍTICAMENTE AMENAZADAS

Esta nueva especie mantiene su estatus de protección bajo el Acto de Especies Amenazadas ya que fueron previamente numerada como una subespecie en peligro (La ballena del Golfo de México Bryde). También está bajo protección del Acto de Protección Mamifero Marino. A día de hoy, se mantienen menos de 100 ballenas de esta especie, haciendo que estén en grave peligro de extinción. 

Si el nombre de ballena Rice es formalmente aceptado por el Comité de Sociedad Marina Mamífera en Taxonomía, NOAA Fisheries pasará por el proceso reglamentario para actualizar el nombre utilizado en la lista de especies en peligro de extinción. Para los científicos NOAA, el descubrimiento es emocionante y les permitirá una mejor comprensión y protección de esta extraña ballena. 

Fuente: fisheries.noaa.gov

Descubrimos por primera vez esta emocionante noticia en

EcoWatch

Para científicos de NOAA, el descubrimiento es emocionante y permitirá una mejor comprensión y protección de esta extraña ballena.
La doctora de NOAA, Patricia Rosel, examina la ballena Rice en el Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural. Para científicos de NOAA, el descubrimiento es emocionante y permitirá una mejor comprensión y protección de esta extraña ballena. Source: NOAA

DATOS DE LA BALLENA RICE

  • Las ballenas Rice pueden pesar hasta 30 toneladas, ¡lo que significa que son unas cinco veces más pesadas que un elefante!

  • Pueden crecer hasta los 12,8 metros

  • Al igual que sus especies hermanas, tienen tres crestas laterales en su área de mandíbula superior.

  • No se conoce mucho sobre su esperanza de vida, pero las especies más cercanas alcanzan la madurez sexual a los 9 años y pueden vivir hasta los 60.

  • Las mayores amenazas a la especie incluyen golpes contra buques, ruido oceánico, exploración de energía, desarrollo y producción, derrames de petróleo, enredos en redes de pesca y escombros marinos. 

  • Se encuentran en el Golfo de México en el Sudeste de los Estados Unidos.

Fuente:

fisheries.noaa.gov

PROTEGER LAS BALLENAS PODRÍA SER NUESTRA MEJOR DEFENSA PARA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Los biólogos marinos han descubierto recientemente que las ballenas —especialmente las grandes— juegan un papel significativo a la hora de capturar el carbono de la atmósfera. Aprende más.

Support Now